¡Quiero saber qué es Boudoir!

Y, hoy, yo quiero contártelo…

Fotografía por Carlos Suárez

Fotografía por Carlos Suárez

La primera vez que escuché este término fue de la boca de Carlos Suárez, un excelente fotógrafo y realizador audiovisual, por supuesto experto en Fotografía Boudoir. Con él me reuní para que, junto a Angelo Ciro, también fotógrafo y realizador, me  contara un poco más acerca de este tópico. Cuando supe lo que era el Boudoir, su origen, y conocí sus fines terapéuticos, no tuve otra idea en mente más que compartir esta corriente artística que, en Venezuela, probablemente, se ha tergiversado. A este tipo de fotografía se le ha dado uso mayormente, en Europa y América del Norte. Tiene como fin ayudar a mujeres sobre los 35 años, quienes sienten que han perdido su femineidad por diferentes causas, dentro de éstas enfermedades como cáncer de seno, síntomas menopáusicos y baja autoestima.

En Venezuela, ocurre un efecto totalmente inverso, aparentemente las que lo necesitamos, y me incluyo porque pertenezco a ese grupo, somos las nenas partiendo desde los 19 años, que tristemente hemos sido condicionadas bajo estrictos y absurdos “cánones de belleza ideal” que “naturalmente” no existen. El Boudoir busca fortalecer el autoestima de mujeres que por algún motivo se han visto afectadas.

Mi primera sesión de Boudoir por Carlos Suárez

Mi primera sesión de Boudoir por Carlos Suárez

Ahora bien, ¿por qué se ha tergiversado? Para resolver esta incógnita debemos partir de los fundamentos básicos de este tipo de fotografía. La palabra Boudoir es de origen francés y define el espacio privado, tocador, o salón de acomodo entre el comedor y la habitación, también se refiere al espacio privado, íntimo de la mujer. De aquí parte el género fotográfico y sus locaciones con dirección de arte dirigida a ese aire íntimo. Dado a que el fin de este proyecto es terapéutico, no se usan luces artificiales, máximo algún LED de baja potencia para rellenar locaciones muy oscuras (luz de relleno). Para resumir un poco, existen cinco elementos fundamentales para que una fotografía pueda considerarse un verdadero Boudoir:

  1. Presencia de una mujer que quiera practicar esta sesión. Para un Boudoir no se ubica a una modelo pagada, se fotografía a una mujer que quiera hacerse la terapia porque siente que lo necesita.
  2. La fotografiada debe usar lingerie o lencería, con la que se sienta cómoda. Esto es fundamental para que luego, al ver los resultados, ella pueda apreciar lo hermosa que es sin accesorios o prendas que cubran su cuerpo. Es simplemente ELLA en todo su esplendor. Si no hay lingerie, se considera un desnudo artístico.
  3. La sesión debe hacerse con luz natural, nunca en estudios, se busca la naturalidad, comodidad y frescura.
  4. En cuanto al maquillaje y peinado, pues sí que se le pone corazón, pues la idea es que la mujer pueda sentirse mimada durante toda la sesión, sin embargo el maquillaje no tiene como finalidad cambiarla, sino realzar su belleza, sin ser exagerado.
  5. Por último, pero muy muy importante, es saber que estas fotografías no deberían ser retocadas o alteradas en cuanto a la figura de la mujer se habla, y esta es la batalla más difícil; pues como mujer sé que somos muy castigadoras con nosotras mismas, las peores críticas de nuestro cuerpo. Muchas veces se le pide al fotógrafo que corrija ciertas “imperfecciones”, y es comprensible que éste a veces sea condescendiente, pero no debe ser así; de lo contrario se estaría engañando a esa mujer, y eso, es muchísimo peor, el daño podría, en algunos casos, ser irreversible. Sí se realiza postproducción a las fotografías, pero en cuanto a luz y encuadres, no se crea a una imagen falsa.
Fotografía por Karen Pita Lingerie Deep Underwear

Fotografía por Karen Pita
Lingerie Deep Underwear

La Delgada Línea entre lo Sensual y lo Sexual

El Boudoir busca capturar la sensualidad de una mujer, lo glamuroso de ese ser, lo elegante y cautivador. Por ésto se dirige o guía a la mujer para que se sienta cómoda con poses muy delicadas y llenas de gracia, mas no vulgares. No se quiere alimentar el morbo, sino, por lo contrario exaltar la belleza de la fotografiada. Para ser más clara dejaré un ejemplo gráfico practicado conmigo misma. A pesar que ambas fotografías son muy buenas, y en mi criterio, muy muy bonitas, se ven discretamente diferentes, pues una tiene una carga sexual notoria.

Sesión Boudoir por Karen Pita. Bralette: Coco & Malibú

Sesión Boudoir por Karen Pita.
Bralette: Coco & Malibú

Sesión ndro Artística con más carga sexual, por Luis Alejando Márquez. Bralette: Coco & Malibú

Sesión Artística con más carga sexual, por Luis Alejando Márquez.
Bralette: Coco & Malibú

Habiendo aclarado estas bases, ya se tiene un concepto acerca del Boudoir. Queda de mi parte repetir que es fotografía terapéutica para mujeres que sufren o han sufrido de baja autoestima. Sean delgadas, rellenas, rubias, chinas, negras, modelos o prostitutas, jóvenes, adultas o adultas mayores. Si una mujer se siente mal, por el motivo que sea, y decide hacerse una sesión, entendiendo lo antes expuesto, puede hacerlo sin que NADIE lo impida, sólo ella decide, es por ella y para ella.

De aquí parte el Movimiento Boudoir_es, pero eso se los contaré en otro capítulo; mientras tanto pueden buscar el HT #Boudoir_es y conocer parte de lo que se ha venido haciendo y lo que queremos lograr.

Les dejo un Making Of  Boudoir que realicé de la mano de Karen Pita, Karla Pérez y Rommel Gorosabel, todos excelentes profesionales.

¡Somos todas tan valiosas, resulta extraño que no nos hayamos dado cuenta!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s